Es posible que te haya sucedido -cuando has tenido que encargar un rótulo, unas camisetas, un anuncio, etc.- que los profesionales te hayan pedido el logo con un formato que no has entendido. Efectivamente, para tu sorpresa, el documento de Word o Powerpoint que les habías enviado no les servía. Es que, de hecho, en el campo gráfico Microsoft Office y profesional son dos palabras incompatibles. ¿Entonces como lo tenemos que hacer? Intentaremos exponerlo de la forma más práctica y simple posible, para que esto no nos suceda más:

Este artículo ha pasado a formar parte del libro “Tu escuela, una gran marca”, que podréis adquirir muy pronto en esta misma web.

captura-de-pantalla-2016-10-28-a-les-19-23-59