“Como es tradición en la escuela, cuando llega el frío y caen las hojas de los árboles, la vieja castañera viene a nuestras aulas. Después de pasar por las clases de los más pequeños, prepara en el patio la leña y la sartén con agujeros, enciende el fuego y nos hace unas castañas riquísimas y calentitas. Todos y todas salimos a jugar. Después rellenamos los cucuruchos de papel de periódico con las castañas y nos las zampamos”. 

Exactamente como el año pasado. Como cada año. La misma noticia cada curso. Y después de esta vendrá ya la fiesta de Navidad, con la representación teatral tradicional, el árbol lleno de bolas que van rompiéndose a un ritmo imparable antes de llegar a las fiestas y la música de villancicos por toda la escuela… 

Tenemos tendencia a destacar una serie de actividades, las tradiciones de la escuela, como contenidos más interesantes para las noticias: castañadas, fiestas navideñas, actividades literarias, fiesta de Primavera, etc. No estoy diciendo que esto no puedan ser noticias interesantes, pero no han de ser las únicas noticias que deben aparecer en nuestra web o en la revista impresa que se hace de vez en cuando en la escuela.

Las castañadas, los certámenes literarios, etc. Noticias que se van repitiendo año tras año. Valdría el mismo redactado cada vez. De hecho, tengo que confesar que hace años aproveché el mismo texto de una graduación de 2º de Bachillerato del año anterior para la revista de la escuela donde trabajaba. Me limité a cambiar nombres y resúmenes de los parlamentos. Nadie se dio cuenta. Esto ocurre porque los textos que escribimos son totalmente previsibles: nos limitamos a contar lo que todo el mundo sabe, a llenar el espacio de texto que debe acompañar una fotografía. ¿Me podríais decir si en alguna escuela no podría usarse el texto para la noticia de la castañada (salvo casos tristes donde se ha sustituido por Halloween)? ¿Y si pusiéramos más imaginación? Se trata de decir lo que no se conoce, de hacer interesante la lectura, de ofrecer puntos de vista diferentes cada vez.

Miremos las noticias que hemos puesto este curso en la web o en la revista: alumnos de 1º de ESO que han ido al Canal a remar, el Musical Rock de los de 2º de Bachillerato (toda una tradición), el mural que han pintado en el pasillo de 2º de ESO, el campeonato de ping-pong en las mesas del patio, las colonias de 6º en la Sierra… Y nos entra la duda de si es esta la web de una escuela o de un centro lúdico.

 

De acuerdo. ¿Alguna propuesta?

Sí. ¡Por supuesto! Explicar lo que hacemos cada día, pero de una manera atractiva. Para nosotros las clases no tienen especial novedad, porque nos pasamos muchas horas en el aula y sabemos cómo transcurren. Pero los padres y las madres no van nunca. Y están sus hijos. Les interesa muchísimo que les expliquemos qué hacen: una práctica de laboratorio de química, la Course-Navette, la recitación de poemas en clase de lengua, un ejercicio de aprendizaje cooperativo… narrados con gracia y acompañados de buenas fotografías son grandes noticias y una oportunidad de mostrar la profesionalidad de los diferentes departamentos de la escuela.

Voy al extremo. Se ha reunido la junta de evaluación. ¿Esto es noticia? Pasa muy a menudo. ¿Saben los padres y madres cómo funciona una junta de evaluación? El tutor comenta los resultados. El profesorado los analiza y saca conclusiones, se dan sugerencias para que los tutores las transmitan a los alumnos o las familias. ¿Lo hemos contado alguna vez? ¿No interesa más a los padres esta información, bien expuesta (y sin datos personales evidentemente), que la excursión –la misma de cada año– al Parque de los Pinos? ¿Hemos hecho fotos en una junta de evaluación? ¿Por qué sacamos la cámara solo los días extraordinarios? Hay mucho que contar en lo que ocurre cada día. Llenaríamos cientos de páginas. Pasead por la escuela con un cuaderno y tomad nota. Os sorprenderá la cantidad de cosas que se pueden contar y que nunca habíais considerado temas noticiables. Y casi sin daros cuenta transmitiréis el carácter educativo de la escuela, los campos donde contáis con gente experimentada, las innovaciones educativas que se están implantando, etc.

 

Objetivos de imagen y noticias

La manera más sencilla de acertar es preparar las noticias con planificación, con estrategia y con creatividad. Si hemos detectado –quizás a través de la confección de un DAFO o con cualquier otro medio de análisis de nuestra realidad corporativa– unas carencias o unas oportunidades, busquemos las noticias que potencian nuestros aspectos positivos y merman el poder de los negativos. Si hemos concretado unos objetivos de imagen para este curso (deberíamos hacerlo), tratemos de reflejarlos directa o indirectamente:

  • ¿Hemos detectado que las familias no perciben el alto nivel de inglés que hay en la escuela? Además de publicar los resultados objetivos cuando existen, colgaremos en la web, por ejemplo, una noticia sobre las actividades de lengua oral que se hacen en 1º de Primaria.
  • Si los resultados de las pruebas de Selectividad han bajado, además de tomar medidas para reconducirlo, publicaremos en la revista un artículo sobre el rigor con que se ha abordado la enseñanza en Bachillerato en el nuevo proyecto apenas iniciado.
  • En las encuestas de satisfacción hemos recibido quejas de la comida y hemos comprobado que no son objetivas. Entonces, pondremos en la portada de la revista una fotografía de una niña de quinto ante un plato de macarrones, con una sonrisa de oreja a oreja y en el interior un artículo de dietética y otro de buenas maneras en la mesa.
  • ¿Hemos oído comentarios de que el profesorado de la escuela no está muy bien formado y vive apalancado? Publicamos una noticia sobre una conferencia que una profesora ha dado una en un congreso de TIC, la publicación de un libro por parte de un profesor o el número de cursos diversos a los que se inscribieron en julio. De esta manera esperamos también incentivar más al profesorado que no se mueve.
  • Queremos cambiar la cultura corporativa del centro porque nos parece que es demasiado competitiva. ¿Qué hacemos entonces publicando muchísimas noticias en la web de premios y distinciones que concedemos? En cambio sí explicaremos que el alumnado de 2º de ESO está redactando una novela colectiva donde todos hacen su aportación.
  • Nuestra competencia tiene unas instalaciones magníficas y muy nuevas. No pretenderemos competir en este punto, si no estamos en condiciones. ¿Pero seremos tan ingenuos de mostrar a través de las fotos de la web nuestras peores zonas? Obviamente, no. Nos esforzaremos en reflejar lo mejor que tenemos, sin hacer ninguna alabanza.

En definitiva, eligiendo qué publicamos como noticia y colateralmente lo que acompaña a estas noticias, estamos también gobernando la escuela. Evidentemente, no nos inventaremos nada. Pero elegiremos  aquello que puede interesar a las familias y, a la vez, hace progresar a la escuela. Todo es noticia o no lo es; depende del interés que sepamos despertar o la gracia a la hora de escribirlo.

___
La fotografía de la castañera pertenece a la escuela Setelsis