PROFESORADO

En un centro educativo, la comunicación que la dirección ejerce con las familias es importante, lógicamente. También lo es la que se realiza mediante los canales ordinarios de comunicación del centro: las cartas, la atención telefónica, la web o las publicaciones. Pero es mucho más importante la que llevan a término los profesores y las profesoras. Las familias han entregado al colegio a quien más quieren y son los profesores quienes pasan cada día muchísimas horas con sus hijos. Cada pequeño vuelve a casa por la tarde con un mensaje. La suma de estos mensajes –y lo que el profesorado sepa transmitir directamente– configurarán la satisfacción de los padres y las madres. Las marcas comerciales tienen muy limitadas las posibilidades de relación con sus clientes (a menudo solo a la compra y la reclamación). En cambio, la intensidad de relación que se establece en el mundo educativo es realmente una oportunidad única para la creación de valor de la marca ‘escuela’. Ciertamente, un profesor no es un vendedor. Es mucho mas que eso, un educador. Pero de su comunicación depende el prestigio de la escuela.

Ordinariamente, sin embargo, el profesorado no ha recibido formación en comunicación –a pesar de que son buenos comunicadores– y agradece recibirla, ya que les es imprescindible. Una escuela en la que todo su profesorado comunica bien es muy poderosa. Pero eso no se improvisa. Exige un trato personal amable y compromiso, fomentado en valores y hábitos –no solo en técnicas–.

Tengo interés en la posibilidad de que se dé una de estas charlas en mi escuela:

¿Qué hay que hacer para posicionar la marca de la escuela?El papel del profesorado en la marca escolarEl día que padres y madres vienen a la escuelaProfesor, tú eres el principal portavoz de la escuelaOtras